Hipnosis Ericksoniana

Pocos acontecimientos del área de la psicología, de persuasión, la terapia y la literatura, ha despertado tantas controversias, tantos suspiros profundos o tantas risas como la hipnosis.

Conocida desde hace siglos, usada por el Oriente Budístico y por la Grecia ancestral y la América Indígena, no se sabe con exactitud de dónde proviene – en los santuarios egipcios del sueño, al utilizar los juegos de luz, de sombras y oscuridad - utilizaban el estado de hipnosis sin usar este nombre.

Oficialmente por primera vez se empezó a utilizar la hipnosis con los animales.

A comienzos del siglo 17, los agricultores hipnotizaban a sus ruidosas gallinas, atando sus cabezas a la tierra y dibujando una línea enfrente de sus picos. En Francia los campesinos hipnotizaban a las gallinas para que calentaran los huevos de otras gallinas. En la mitad del siglo 19 en Alemania utilizaban a los animales para hacer presentaciones de hipnosis. En ese entonces, el popular hipnotizador húngaro Volgyesi dormía a los animales en los zoológicos en Budapest. Los biólogos y los científicos como Preyer, Verworn y Emile Mesmet estudiaban estos acontecimientos desde un punto de vista académico.

También Iván Pávlov estaba interesado en la hipnosis en los animales, que con éxito tenía los mismos efectos que el obtenía con la ayuda del condicionamiento.

El Dr. Franz Anton Mesmer es una de las personalidades más conocidas en la historia de la hipnosis. El creador de la teoría del magnetismo, un líquido universal presente en todo y que influencia el entorno. En poco tiempo, utilizando los magnetos, la fuerza sugestiva, comportamientos determinantes, sanó a tanta gente que convirtió su casa en una clínica y con el tiempo se convirtió en miembro de la Academia de Bavaria.

Le devolvió la vista a la famosa música Mille Paradies, que quedó ciega a la edad de 4 años; la mujer no quería volver a casa a donde sus padres. Cuando éstos llegaron a recogerla, la madre la atacó a puños y el padre casi atacó a Mesmer con una espada – como efecto la mujer volvió a quedar ciega y decidió quedarse con Mesmer. Ese suceso provocó un gran escándalo y obligó a Mesmer a mudarse a París.

Allí, los miembros de la Academia de Ciencias Parisiense se rieron de las demostraciones (exitosas) de las intervenciones de Mesmer, clasificándolas como no científicas. En la más famosa puso a treinta pacientes en una tina con botellas esparcidas en 3 capas en el fondo – cada una de ellas estaba llena con agua magnética. El cuello de cada botella estaba dirigida hacia el centro, y los alambres de acero que salían de la tapa podían tocar los cuerpos de los pacientes. Estos estaban acostados muy cerca el uno del otro, a menudo cara a cara, tocándose con los muslos, las rodillas y los pies, para que el líquido magnético circulara sin parar. La intervención estaba acompañada por el toque de harmónicas y por el canto. Los pacientes escupían a menudo, tosían y caían en convulsiones que duraban hasta cinco horas. Mesmer caminaba entre ellos con una vara metálica y los tocaba en diferentes partes de sus cuerpos, los masajeaba con sus manos, los magnetizaba con sus ojos; continuaba hasta que el paciente pasara del dolor a un estado de relajación absoluta de placer .

El experimento fue tan exitoso, que aún a pesar de la apatía del entorno médico, Mesmer fue obligado a emplearse y a dar clases a estudiantes. En Creteil abrió una clínica, en el hotel Bullion abrió cuatro piscinas y en un árbol magnético se formaron largas filas. Muchas personas, entre ellas científicos de altas posiciones, publicaron las milagrosas sanaciones; en efecto Mesmer se volvió famoso y rico.

Los médicos no querían aceptarlo – todas las pruebas para comprobar que el magnetismo no funciona, la falsificación de datos y la interpretación subjetiva al fin dieron resultados; Mesmer en poco tiempo casi renunció del todo a su actividad, trabajando para los pobres hasta su muerte en el año de 1815.

Sus alumnos continuaron su obra. Uno de ellos ofreció hasta 600 libras para el que comprobara que las sanaciones milagrosas eran falsas. Cada vez había más casos sin una explicación científica – los pacientes en estado hipnótico eran capaces de describir los detalles de la vida de los demás, de personas desconocidas, leer los pensamientos y con facilidad seguir sugestiones. Pocas veces recordaban que era lo que había pasado durante la hipnosis; fue ahí que apareció el concepto de sonambulismo.

En 1825, el Dr. P. Foissac invitó a los representantes de la Academia Médica para que examinaran a las personas, que a pesar de la falta de una formación, eran capaces de hacer diagnósticos exactos de enfermedades durante los estados hipnóticos. Los médicos definieron a la mayoría de los casos como una tontería producto de la imaginación, a pesar de que reconocieron por primera vez, que el magnetismo tiene a veces resultados.

El magnetismo se desarrollaba continuamente, en especial cuando el Dr. John Elliatson, presidente de la Asociación Real de Medicina y Cirujanos, utilizando la hipnosis llevó a cabo varias operaciones – entre ellas la amputación de extremidades. Como resultado fue echado de la universidad, pero la energía ya no la podía parar nadie, los llamados “hospitales magnéticos” empezaron a aparecer como hongos después de la lluvia.

En 1845 el médico escocés James Esdale abrió una clínica en Calcuta e inició una serie de famosas operaciones sin dolor, complicaciones o muerte. Durante más de 2000 operaciones, a veces extraía tumores de 50 Kg. (la mortalidad durante las operaciones típicas era tan alta que los hindúes huían de los hospitales como si fueran de fuego).

En 1841 el suizo LaFontaine hipnotizó en Londres a un león y durante el espectáculo varios observadores vieron que el público reaccionaba a las sugerencias que se le hacían al animal. Uno de ellos era un médico, James Braid, que unos años después por primera vez utilizó el concepto de hipnosis, lo separó del concepto de magnetismo y del concepto del líquido universal y el entorno médico dio un respiro. Para la hipnosis esta vez ya oficialmente, venía una nueva era.

Su libro "Neurohipnología" llevó a la creación de la teoría llamada Braidismo, o Hipnotismo.

Inspiró también a otros, el psicólogo Ambrose-Auguste Liebeault observó que al usar una voz monótona, pero fuerte y segura, los pacientes estaban más dispuestos a realizar las órdenes que les eran dadas. Sus sugerencias sobre volver a ser saludable, del estado de ánimo, el deshacerse de la tos y el catarro tenían una eficacia del 100%. Los médicos de nuevo empezaron a discutir, esta vez nacía la hipnoterapia.

Liebeault también obtenía excelentes resultados, así que pronto los médicos y los pacientes de toda Europa, entre ellos Freud, venían de todas partes para aprender. Gracias a esto, por segunda vez, después de Braid, empezaron a estudiar la hipnosis desde un punto de vista científico. Fueron creados los conceptos de las sugestiones posthipnóticas, comenzaron los estudios de la inducción de la amnesia, de los estados de conciencia alterados y muchos más. Fueron creadas diferentes escuelas, entre ellas la más popular: Nancy y Chariot.

En ese entonces Freud era cada vez más popular, pero debido a mi antipatía hacia él y hacia los resultados trágicos, de todo lo que relacionaba con el sexo, esta etapa será omitida.

Alrededor de 1920 Emil Coue, un farmaceuta, empezó a estudiar la influencia de las sugestiones. El padre del pensamiento positivo, creador de varios conceptos geniales de hipnosis (utilizando la generalización dejamos que el subconsciente elija por sí solo la mejor solución), le dio también el comienzo al entrenamiento autogénico T.H. Schultz – los métodos de condicionamiento físico que tienen como objetivo alcanzar cambios psicobiológicos en el paciente. Gracias a esto empezaron los estudios sobre la posibilidad del autocontrol del pulso, la presión, la respiración, el trabajo del corazón y otros músculos. Empezaron también a ponerle atención a las llamadas enfermedades psicosomáticas, que eran tratadas solo con la ayuda de terapias y sugestiones; a ellas pertenecen las migrañas, los ataques de histeria, la bulimia, la anorexia, las obsesiones, las compulsiones, las esquizofrenias, las fobias, los tics nerviosos y hasta la gripa, la anemia, la fiebre y muchas muchas más.

Durante la guerra fue descubierta la aplicación de la hipnosis para fortalecer la resistencia psicofísica de los soldados y para curarlos de los traumas de guerra. La hipnosis era poco a poco aceptada por el mundo de la medicina y se volvía muy popular en otros entornos.

La hipondotia, es decir la hipnosis en la odontología empezó en 1948 y hasta hoy sigue siendo una de las aplicaciones más populares en la medicina. Incluso existe la Asociación Americana de Odontología Psicosomática.

En 1958 la Asociación Americana de Medicina publicó un estudio con la lista de las enfermedades tratadas con la ayuda de hipnosis. A pesar de las grandes controversias que esto suscitaba como método, fue aprobada oficialmente y fue propuesto un estudio continuo. Poco tiempo después lo mismo hizo la Asociación Británica de Medicina.

Hoy la hipnosis se usa en el derecho y por el FBI para hacer más efectiva la memoria y la rehabilitación de los criminales. Uno de los casos más conocidos es el secuestro en Chowchilla, California. En estado de hipnosis el conductor se acordó del número de las placas del coche de los secuestradores, y pudo ayudar a la policía a encontrar a los niños. Muchas veces los testigos se deshacían de la amnesia y recordaban los acontecimientos que habían olvidado, gracias a las sesiones de hipnosis. Los hospitales, las clínicas siquiátricas, los juzgados, las cárceles, los clubes deportivos, las iglesias y las sinagogas – en todos esos lugares se utiliza hoy la hipnosis.

En el siglo XX la mayor influencia en la hipnosis fue ejercida por Milton H. Erickson, quien de la escena teatral la introdujo a la práctica médica. Considerado como el renovador de la hipnosis clínica, sus opiniones revolucionarias acerca de la comunicación de los cambios, llegaron a ser un paso gigantesco hacia adelante en la joven disciplina. Richard Bandler y John Grinder hicieron que la ciencia de Milton se volviera famosa, los creadores de PNL, que hicieron que su modelación fuera la base de esta nueva disciplina.

Nacido en una familia noruega en Nevada, Milton desde el comienzo fue considerado un niño con problemas. Tenía legastenia, problemas para aprenderse el abecedario, y teniendo 18 años enfermó de polio. A pesar de los diagnósticos de los médicos, sobrevivió, pero después de salir del estado de coma estaba completamente paralizado, no tenía sentido del tacto y movía los ojos con gran dificultad. Empezó una larga etapa de un trabajo duro consigo mismo, cuando Erickson entrenaba los sentidos responsables por la percepción. Podía durante horas quedarse mirando su mano y se acordaba de la sensación que daba el tener en ella objetos. Después de un tiempo, aún sin coordinación, empezó a mover sus dedos. Después de menos de un año (según los médicos iba estar atado toda su vida a la cama) se movía ya con la ayuda de muletas y empezó a estudiar psicología y medicina. Durante esta auto rehabilitación, desarrolló a tal punto sus habilidades de distinguir hasta los cambios más pequeños durante la comunicación, que pronto empezó a tener un espectacular éxito en el campo terapéutico.

Cuando conoció la hipnosis, de una vez comenzó a practicarla en todas las circunstancias posibles. Cuando terminó sus estudios de medicina y obtuvo el título de psiquiatra en Worchester State Hospital en Massachusetts, podía hacer estudios intensivos para crear métodos individuales para aplicar la terapia. En 1947 de nuevo cayó enfermo; desde ese entonces hasta su muerte en 1980 luchará con los dolores de sus extremidades y sus músculos.

En los años 50 conoció a Bateson y a su mujer de ese entonces - Margaret Mead y se relacionó con ellos, con gente que en alto grado influenciaron la PNL. Durante su vida hipnotizaron a más de 30 000 personas.

Como terapeuta causaba admiración, y Virginia Satir, se acercó a él por su amabilidad y su amor por los pacientes. Sus métodos, a menudo absolutamente inentendibles para los pacientes y los científicos – tales como la asignación de tareas para ejecutar (un paseo de varias horas por las montañas en un calor infernal, encontrar briznas de hierbas iguales, sacar el contenido de la aspiradora después de limpiar la casa) – tuvieron gran éxito y atraían a grandes estrellas y a miles de interesados en el tema.

El significado de la actividad de Milton es inmenso. Ejerció una gran influencia en la forma de la hipnosis médica actual, en PNL su idioma en la forma modelada es conocido como el Modelo de Milton. La fantástica utilización de la voz, de las habilidades de observación unidas a la fe en el paciente y en sus recursos subconscientes – todo eso hace de Erickson uno de los hipnotizadores más influyentes en la historia.

Hoy la hipnosis esta en todos lados, en la televisión comenzando por Oprah terminando en Donahue, en la radio y en las revistas (Cosmopolitan, Hola), la mayoría de la gente ha tenido algún tipo de contacto con la hipnosis. Hasta los médicos envían a sus pacientes a donde los hipnoterapeutas, porque son capaces de hacer dejar de fumar, controlar el peso, nivelar el estrés. En el estado de hipnosis se hacen cada vez más operaciones sin utilizar anestesia o drogas para minimizar el dolor, en los consultorios de odontología se usa cada vez más a menudo el método inductivo en lugar de la inyección.

Qué es la hipnosis y qué no es – creo que la definición más general es la opinión de Bandler, que cree que la hipnosis esta en todas partes. Cuando vas en coche lo haces automáticamente, cuando sales del elevador en el piso que no era, o en la parada de metro o autobús que no era. Los deportistas están concentrados en lo que hacen, están como en estado de hipnosis, el estar enamorado es un estado de hipnosis, así como un concierto de rock, el admirar una vista al mar o ver una película interesante en el cine o la televisión.

La naturaleza de la mente es categorizar la existencia en la cual vivimos con cada comportamiento y con cada palabra, esta describiendo el mundo como lo entiende. Estas descripciones que funcionan como pensamientos, les llamamos historias, y cualquiera que sea ninguna de ellas es real. Desde este punto de vista, aunque tu cuerpo está aquí y ahora, que es lo único verdadero, tu mente puede viajar en el mundo que ya no existe (pasado) que todavía no existe (futuro) dando etiquetas a otras personas (José es muy guapo) o a ti mismo (soy inteligente). Estas historias llevándonos en el mundo de la mente quitan la conexión con la realidad y nos hacen vivir la vida de proyecciones y alucinaciones. Una mujer que espera a su esposo en la casa y el no llega a la hora prevista, puede empezar a construir películas de celos, y sentir emociones que le hacen daño. Cuando él llega a la casa, ella ya tiene lista la historia de lo que ella piensa que pasó, y sus verdaderas explicaciones no son aceptadas por hipnosis que ella creó en su cabeza. Uno de siete estadounidenses va a morir de estrés, del cual la única causa son malas historias hechas por la mente. Todo lo que tu piensas es una versión virtual de la realidad, y en este modo, nosotros viviendo en nuestras mentes, vivimos en una gran ilusión de lo que pensamos es verdadero. Por esto, la calidad de cómo te estás imaginando estas historias, cómo estás influyendo a las personas alrededor de ti, si les das sugerencias que les permitan evolucionar o les das malas instalaciones (80% del diagnóstico terminal se termina con la muerte del paciente, aunque no hay ninguna máquina o aparato que pudiera medir el tiempo de vida humana) directamente influye si estás viviendo la vida de pesadilla, o paraiso sobre la tierra. Y si se usa hipnosis como un político para ganar elecciones, una chica para atraer atención de los hombres con un escote (seguramente mostrando sus dotes intelectuales), o maestro motivando efectivamente a sus grupos de alumnos, el estado de hipnosis es una regla y mientras de estado de conciencia una excepción. Cada proceso mental es hipnosis y sin saber como hacerlo, la mayoría del mundo pasará sus vidas como vegetales, viviendo historias suyas o más frecuentemente de otras personas.

Por eso, lo realmente importante es el modo en que puedes aprovechar la hipnosis efectivamente.
  • analgesia y anestesia – una anestesia local o total
  • amnesia – sugestión inducida para olvidar un acontecimiento determinado
  • hipermnesia – supermente, posibilidad de recordad experiencias de la niñez o hasta de la etapa fetal
  • hipnoterapia – tratamiento de vicios, rehabilitación, el deshacerse de traumas y fobias entre otros
  • catalepsia – endurecimiento de los músculos
  • alucinaciones positivas (ver objetos inexistentes) y negativas (no ver los existentes
  • regresiones hipnóticas o reencarnación – regreso a etapas del pasado o de pasadas encarnaciones
  • sinestesia – relacionar las experiencias provenientes de varios sentidos, por ejemplo los sonidos con los colores, sabores con olores, etc.
  • cromestesia – la capacidad de una continua relación de experiencias auditivas de una dada intensidad con la imaginación de determinados colores, es una especie sinestesia
  • parastesia – una parálisis temporal
  • catatonia – perturbación del sistema motriz que se refleja en una actividad de movimiento muy baja (estupefacción) o en un exceso de actividad de movimiento (furor), que no es controlado por el paciente

¿Quieres conocer la hipnosis y por ti mismo aprovechar los beneficios que ésta trae? ¡Haz click aquí!

 

SEO by AceSEF

PNL Américas | ©PNL Américas 2013 Todos los Derechos Reservados | Nuestras Politicas